BBVA da un vuelco a sus tarjetas de crédito y calienta el mercado del pago aplazado

La tendencia del ‘buy now, pay later’ (’compra ahora, paga después’) se abre paso en España a pasos agigantados. Esta modalidad de pago aplazado y fraccionado, que no suele acarrear intereses ni comisiones para el cliente, ha suscitado el interés de toda la banca española. Ahora es BBVA el que da un vuelco a parte de su estrategia comercial de tarjetas para incorporar esta posibilidad.

«BBVA ha lanzado en España una nueva tarjeta dentro de su gama Aqua -que se caracteriza por ofrecer un CVV dinámico para cada compra y no llevar impreso el número- que combina su máxima seguridad con la posibilidad de fraccionar el pago hasta tres meses, sin intereses ni comisiones de aplazamiento. De este modo, BBVA irrumpe en la nueva modalidad de pago ‘buy now, pay later’ con un producto que ayuda a sus clientes a afrontar sus pagos de una forma cómoda y flexible», indican fuentes de la entidad. Así las cosas, esta modalidad de pago estará disponible para las tarjetas de crédito, que pasarán a llamarse Aqua Más y Aqua Máxima (esta última con más servicios). Las de débito continuarán en el mismo régimen como hasta ahora.

«El nuevo concepto de compra a plazos está registrando un crecimiento importante y son cada vez más los usuarios que se decantan por este sistema para efectuar sus compras. Se calcula que, para 2025, esta modalidad de financiación estará acumulando un volumen global de transacciones de 680.000 millones de dólares» , señalan desde el banco.

Aquellos clientes que ya tuvieran contratada la tarjeta de crédito que se ofrecía hasta ahora pasará a ser Aqua Más y podrán disfrutar de estos pagos aplazados y fraccionados.

Además, la nueva tarjeta permitirá también que si una compra no llega, llega con algún desperfecto o simplemente el cliente quiere cambiarla, el banco ayudará al usuario en la gestión de la reclamación con el comercio implicado.

«La compra a plazos puede resultar muy conveniente para los clientes pues facilita el consumo, pero siempre que se haga de forma adecuada para evitar el sobreendeudamiento y mantener una buena salud financiera. Por ello, lo fundamental es llevar un buen control de los pagos que se realizan, y ser conscientes en todo momento de la capacidad económica para hacer frente a las deudas», recuerdan desde el banco. Porque hay expertos que sí que advierten de que el ‘compra ahora, paga después’ puede acabar generando una burbuja de deuda en los hogares por las facilidades que se dan para aplazar y fraccionar compras, especialmente por las empresas fintech, como Klarna , una de las pioneras en este sector. Empresas, de hecho, que no están supervisadas por los bancos centrales, frente a todos los controles que soporta la banca tradicional.

Tendencia al alza
Lo cierto es que esta modalidad de pago lleva años cosechando una gran aceptación en países del norte de Europa y Alemania. Y esto ha llevado a la banca a traer a España esta tendencia con el paso de los meses.

El primero en anunciarlo fue Banco Santander . La entidad presidida por Ana Botín implantará a finales de año su servicio de ‘buy now, pay later’ a través de su plataforma Zinia, la cual ya funciona en Alemania. Será en los próximos meses cuando empiecen a firmar acuerdos con establecimientos.

Caixabank anunció hace algo más de un mes el lanzamiento de iZZinow, su solución de pago a plazos de ‘buy now, pay later’ que permite a los clientes de la entidad activar el fraccionamiento de sus compras «en cualquier momento, de forma fácil y sencilla, y utilizarlo en todos los comercios». La opción de activar iZZinow ya ha empezado a desplegarse de forma automática en la aplicación móvil para los titulares de MyCard.

Ahora, a todo ello se suma BBVA con su nueva solución, aunque ya llevaba tiempo potenciando el negocio tradicional del pago aplazado, aunque sin la particularidad de plazos y costes que tiene actualmente e incorporado a su tarjeta Aqua.

Tomado de:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password