Cuidado con los accidentes caseros 

nina-en-cocina

Vanessa Sánchez.LA PATRIA.com | Manizales

 

Ventanas abiertas, líquidos calientes, productos tóxicos envasados en botellas de gaseosa y conexiones eléctricas sin seguridad son tan solo algunas de las trampas que causan accidentes caseros en los niños. Desde ayer se inició la semana de receso y los padres deben tener en cuenta ciertas recomendaciones. De acuerdo con el el Instituto Nacional de Salud, estas tragedias son la tercera causa de muerte en Colombia y las principales víctimas son los menores de edad. Lo importantes es que si sus hijos permanecen parte del día solos tengan en cuenta todos los riesgos presentes dentro y fuera de casa.

“El error que algunas mamás cometen, por ejemplo, es poner ácido muriátrico, para blanquear y desinfectar los pisos, en botellas de gaseosas. El niño abre la nevera, sirve un vaso y lo ingiere. Esto causa quemaduras de garganta, esófago e intestinos, además de fuertes dolores abdominales y pérdida de la visión por el caustico”, cuenta Olga Lucía Muñoz , médica de EMI. La experta añade que aunque nadie está libre de un accidente casero, en caso de tenerlo es aconsejable visitar al médico porque hay golpes que aparentemente son inofensivos y pueden terminar en traumas como fisuras o fracturas. “En el caso de ingerir venenos, es necesario ir a urgencias porque se comprometen órganos vitales y los daños pueden ser irreversibles”, afirma.

Cuatro sitios potenciales de riesgo

Aldo Correa, especialista en accidentes laborales y asevera que en las casas hay escenarios para que los niños sufran lesiones con mayor facilidad.

  1. Cocina. En este lugar ocurren casi la mitad de lesiones debido a la presencia de objetos peligrosos. Ollas calientes, fogones, cuchillos, tenedores, utensilios de vidrio, medicamentos e insecticidas representan gravedad para los menores cuando los manipulan, porque puede haber heridas o quemaduras de primer y segundo grado.
  1. Baño. Trate de mantener las tapas de los innodoros abajo para evitar que los niños ingieran agua contaminada. Igualmente desconecte las planchas de pelo y secadores para impedir que el niño se electrocute al contacto con el agua. En caso de que presente quemaduras debe ingerir mucho líquido. Procure quitar sillas o canastas que les permita alcanzar las alturas deseadas
  1. Zonas sociales. En este espacio es factible que se golpeen contra las sillas, muebles y esquinas de las mesas. “Es común ver adornos con bolas de cristal. Estos objetos se los meten a la boca y los ingieren o los introducen en los orificios de la nariz”, señala Correa. Lo mejor es llevar inmediatamente al niño a un hospital. En la mayoría de los casos, intentar extraerlos puede ser perjudicial. La única ayuda de primeros auxilios es dar respiración boca a boca mientras le prestan atención especializada.
  1. Habitación.El pediatra Fernando Dávila cuenta que en las mesas de noche es habitual que los niños encuentren aretes, dijes, anillos, agujas y monedas. En caso de que el niño se trague algún elemento es probable que un día después lo elimine a través de heces fecales. “En caso de que haya ahogamiento u obstrucción respiratoria acuda a urgencias para solucionar el problema”, manifiesta. Enséñeles cómo bajarse de la cama para evitar caídas, fracturas y contusiones. En caso de que sea un recién nacido use distintas almohadas para crear una barrera de protección.

A prueba de niños

– Coloque barandas en escaleras, balcones y ventanas.

– Proteja las puntas de las mesas, cubra con protectores los tomacorrientes.

– Guarde en los cajones las herramientas, cuchillos y tijeras con las puntas hacia adentro.

– Ubique en un lugar seguro los productos tóxicos como blanqueadores y venenos.

– Conserve los medicamentos en sus envases originales.

– Dirija los mangos de sartenes hacia el interior de la estufa.

– No permita que los niños jueguen con fósforos, velas o con bolsas plásticas.

– Evite que se metan a la boca bombas, lápices o bolas de cristal.

– No los deje solos en la piscina.

– Fije firmemente a la pared estanterías y repisas.

– Utilizar antideslizantes para pisos, baldosas y duchas.

– Prohibir a los menores jugar con: fósforos, velas y herramientas.

– Cerrar los conductos del gas.

– No dejar la gasolina o líquidos inflamables al alcance de los niños.

– Guardar medicamentos en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.

 

 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password