El pueblo de la ‘coalición hippie’: PP con Podemos y Ciudadanos | Andalucía | EL MUNDO. ES

 

hippies-en-andalucia-espana Foto EFE.

En Órgiva, en las faldas de la Alpujarra de Granada, se encuentra la comunidad sufí más grande de España y también una de las comunas hippies más antiguas de Europa. “Beneficio” se llama. Y allí celebraban hasta hace unos años la Fiesta del Dragón cada primavera. Quienes fueron decían que Órgiva era “el imperio del buen rollito”. Al menos del Ayuntamiento para afuera.

El pasado 27 de septiembre los concejales del Partido Popular, Ciudadanos y Ganemos Órgiva (sucursal municipal de Podemos) presentaron una moción de censura contra la alcaldesa socialista y “el buen rollito” se fue a hacer puñetas.

“Son innumerables los motivos que nos llevan a presentar esta moción. Entendemos que es nuestra responsabilidad poner fin a un mal gobierno que lejos de resolver los problemas de los orgiveños supone un perjuicio para el interés general de los vecinos”, dice literalmente el escrito.

Si la moción sale adelante el próximo lunes, el nuevo alcalde será el popularRaúl Orellana. Podemos y Ciudadanos lo han dejado por escrito. “Esto es más sencillo de lo que parece”, aclara el futuro alcalde. “Al final somos conocidos de toda la vida y aunque cada uno tiene su ideología, todos nos presentamos para cambiar lo que había. El PSOE en Andalucía es lo que es y el pueblo está secuestrado por una política que no queremos y que todos estábamos de acuerdo en cambiar. Sólo hace falta encerrarse en una habitación, sentarse, tener claro lo que queremos y dejar la ideología a un ladito. Tenemos un proyecto común de pueblo, todos sabemos qué calle hay que arreglar y qué vecinos necesitan ayuda”.

El PP herederá el gobierno municipal por lógica numérica. En las últimas elecciones, el PSOE obtuvo 6 concejales, el PP 4, Ganemos 2 y Ciudadanos 1. “Si estuviéramos en el inicio de la legislatura, igual nos habríamos planteado alternar el cargo pero faltando sólo dos años y medio casi ni se ha planteado”, admite Orellana.

La dirección del Partido Popular no ha puesto pegas al acuerdo. Ciudadanos sí. “Ni C’s Andalucía ni C’s Granada han autorizado en ningún momento al concejal en Órgiva su voto favorable en esta moción de censura; es decir, que se trata de una decisión personal de Juan González Blasco que no cuenta con el respaldo ni de la dirección provincial del partido ni de la autonómica”, dijo el partido en un comunicado de urgencia tras el anuncio de la moción. Ciudadanos ha amenazado a su edil con abrirle un expediente sancionador.

Podemos, por su parte, se mantiene al margen porque Ganemos no pertenece oficialmente a su estructura. “La Agrupación de Electores Ganemos Órgiva es una agrupación ciudadana independiente, progresista de izquierdas no vinculada a ninguna organización política”, subrayan desde la formación local.

Ganemos fue, de hecho, el impulsor de la moción. Tras las últimas elecciones municipales, ganadas por el PSOE por tercera convocatoria consecutiva, ya se tanteó la posibilidad de desalojar a la alcaldesa, María Ángeles Blanco, pero no hubo acuerdo en la oposición. Cada candidato se votó a sí mismo y la socialista ganó por mayoría simple. Un año y medio después, Ganemos lanzó al resto de grupos una propuesta de “Gobierno de unidad”, una suerte de pacto de gobierno en plan comuna hippie, a lo “Beneficio”. PP y Ciudadanos aceptaron, el PSOE ni siquiera respondió.

Ganemos sometió la moción a referéndum y el 91,8% de los militantes que participaron (86 en total) votaron a favor. “No hay marcha atrás”, dicen desde el partido. Ninguna valoración más hasta el día del pleno.

¿Y qué dice la todavía alcaldesa? Pues que no aceptó el “gobierno de unidad” porque la primera medida propuesta era su dimisión y que el de su pueblo es “un pacto antinatura”. “¿Cómo se puede unir una derecha tan extremista como la de Órgiva con una izquierda tan extremista?”, se pregunta Blanco. “Tiene que haber algún motivo del que nos enteraremos más adelante, intereses turbios, porque yo llevo 9 años gobernando en minoría, pactando por tanto con el resto de grupos, y jamás he hecho ninguna barrabasada. Este es un pueblo especial, en el que siempre han convivido distintas culturas y formas de vida en plena armonía. Lo de la política ya son otros lotes”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password