Obama y su ultima rueda de prensa en la Casa Blanca

barack-obama

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, da esta tarde su última conferencia de prensa a dos días de dejar el cargo tras ocho años de mandato. Dejará la Casa Blanca con un alto nivel de popularidad, cercano al que tenía cuando llegó al poder hace ocho años.

Según la última encuesta realizada por CNN/ORC y difundido el miércoles, el 60% de los estadounidenses aprueba su gestión, la mejor calificación del mandatario desde junio de 2009. Obama figura en la tabla de los presidentes con mayor aceptación al fin de su mandato, solo detrás de Bill Clinton (66% en enero de 2001) y Ronald Regan (64% en enero de 1989).

A los minutos de iniciada la conferencia, Barack Obama defendió su polémica decisión de conmutar la pena a la ex soldado Chelsea Manning, quien en 2010 filtró un número récord de documentos secretos a WikiLeaks y de quien dijo que ha cumplido ya una “dura” sentencia a prisión.

Obama también comentó que no presta atención “a los tuits de Julian Assange”, fundador de WikiLeaks y quien ha dicho que está dispuesto a ir a Estados Unidos si se garantizan sus “derechos”.

En lo que hace a la política exterior con Rusia, Obama dijo que era de interés de Estados Unidos tener lazos “constructivos” , pero reconoció que la relación retornó a un “espíritu confrontativo” cuando Vladimir Putin regresó a la presidencia.”Creo que es de interés de Estados Unidos y del mundo que tengamos una relación constructiva con Rusia. Ese ha sido mi enfoque a lo largo de mi presidencia”, agregó.

“Estados Unidos y Cuba mantuvieron duras negociaciones que permitieron a Washington poner fin a la política de ‘pies secos y pies mojados’ para los inmigrantes cubanos, pero lograron una política justa y apropiada”, dijo Obama.

“Esa política era un resabio de una vieja forma de pensar que no tenía sentido en estos días y en esta era”, agregó. Según Obama, los dos países alcanzaron una política migratoria “justa y apropiada a la naturaleza cambiante de la relación bilateral”.

Sobre Israel, Barack Obama afirmó que no ve posible que pueda seguir siendo “judío y democrático” si no se consigue una solución de dos Estados y aseguró que al final de su mandato ha tratado de enviar un mensaje a su aliado de que esa posibilidad puede estar esfumándose.

“No veo cómo este asunto puede resolverse de una forma que mantenga a Israel como país judío al mismo tiempo que democrático”, dijo.

Sobre el posible manejo de Trump sobre este tema dijo: “El presidente electo tendrá su propia política sobre el tema de israelíes y palestinos, pero obviamente es una situación volátil. Hemos visto en el pasado que cuando hay bruscos movimientos unilaterales, que afectan temas centrales y sensibilidades, eso puede ser explosivo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password