Sadio Mané, en compañía de Elhadji Diouf, Papiss Demba Cissé y Mbaye Diagne, volvieron a casa en Senegal y jugaron un partido de fútbol con su gente

El talentoso extremo llevó a Senegal a su tercera participación en un Mundial y fue protagonista en la conquista de la primera Copa Africana de Naciones en la historia de su nación. Con incertidumbre sobre cuál será su próximo paso a nivel clubes luego de cerrar la puerta de una renovación con el Liverpool, el futbolista regresó a su país y disfrutó un relajado partido homenaje a quienes tocaron la gloria al derrotar a Egipto por penales.

Los campeones continentales llevaron el valioso trofeo a la ciudad de Sédhiou, ubicada en el sur. En esta ocasión se organizó un partido de gala y las condiciones climáticas no ayudaron con una torrencial lluvia. Sin embargo un grupo liderado por el propio Mané, en compañía de Elhadji Diouf, Papiss Demba Cissé y Mbaye Diagne, se reunieron en la cancha central y disputaron un duelo amistoso en un terreno de juego que directamente se convirtió en barro. Los ídolos actuales se enfrentaron a los amigos del delantero del Liverpool que contenía tanto jugadores senegaleses como ex internacionales.

La multitud quedó más que contenta por tener la posibilidad de ver a sus referentes a pocos metros de distancia y vivieron una experiencia única con el Mundial cada vez más cerca. En la reciente ventana FIFA, Senegal derrotó por 3-1 a Benín y 1-0 a Ruanda para mantener el puntaje perfecto en la clasificación para la próxima Copa Africana de Naciones que será organizada por Costa de Marfil en 2023. Vale recordar que los dirigidos por Aliou Cissé conformarán el Grupo A del máximo certamen del fútbol junto a Países Bajos, Qatar y Ecuador.

El finalista de la actual edición de la Champions League finaliza su contrato con la entidad inglesa el próximo 30 de junio del 2023 y al parecer ya habría rechazado ofertas de renovación con los Reds. En ese contexto, el club tomó la decisión de ponerlo en la lista de transferencias para obtener un rédito económico antes de que se marche con la carta de libertad y también para amortizar la gran inversión que realizaron para fichar a Darwin Núñez proveniente del Benfica.

Actualmente, y tal como informó el medio alemán Bild, el jugador de 30 años recibe alrededor de 236 mil euros por semana (casi un millón de euros al mes) y el Bayern Múnich estaría dispuesto a igualar o superar esa cifra debido al gran interés que tiene por tenerlo la siguiente temporada como la estrella del equipo ante la inminente salida del Robert Lewandowski.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password