4 de diciembre Día del Publicista en Colombia

El día del publicista se debe a que un 4 de Diciembre de 1936 se llevó a cabo en Buenos Aires el congreso de Publicidad con el objetivo de promocionar la enseñanza de la materia en Argentina. La jornada fue convocada por la antigua Asociación de Jefes de Propaganda y desde ese entonces comenzó a celebrarse cada 4 de diciembre el Día de la Publicidad en Argentina y luego se extendió por la región y demás países.

Esta fecha tiene como fin reflexionar acerca de las contribuciones de la industria publicitaria y también analizar que puede hacer la publicidad para mejorarse en sí misma.

El publicista se concibe como un profesional que diseña y desarrolla estrategias de comunicación para producir mensajes, a través de los cuales se participa en la consolidación de modelos de comportamiento y modelos culturales.

La acelerada evolución tecnológica ha permeado todas las instancias de la publicidad, lo que en los últimos años, para Alex Sanabria, publicista y profesor universitario, implica que el publicista colombiano se ha vuelto más sensible a los cambios del entorno, logra mejores reconocimientos a nivel internacional, su adaptación a los retos globales la ha asumido con mucha naturalidad alcanzando un mejor nivel para la profesión.

“Tenemos publicistas profesionales, preocupados por su preparación académica, ya no solo empíricos, estrategas con visión de la creatividad en la nueva era de las tecnologías digitales, adquiriendo conocimientos cada vez más específicos, comprometidos con los clientes y buscando resultados conjuntos”, agrega el publicista.

El santo de los publicistas
Así como San José es el patrono de los ingenieros y San Juan Bosco el de los actores, San Bernardino de Siena es el patrono de los publicistas, un predicador – ¿predicador? Bien, en cierta medida un punto en común con los publicistas –, que vivió entre 1380 y 1444 en Italia.

Vicario, diplomático y por supuesto predicador, fueron a grandes rasgos las facetas de este misionero perteneciente a la Orden Franciscana de la Observancia. De allí que fuera reconocido por muchas personas a lo largo de Italia y del contexto religioso en general.

Pero, ¿qué hace que sea considerado el santo de los publicistas? Básicamente Bernardino ejecutó durante gran parte de su vida una labor de divulgación en diferentes regiones del país buscando evangelizar y dar fuerza a la rama de los Frailes Menores Observadores en la Orden Franciscana – algo así como expansión y posicionamiento de marca –.

El resultado de su gestión fue destacado por la Iglesia, por lo que le ofrecieron en 3 oportunidades el cargo de obispo, sin embargo, se negó a ocupar tal posición para seguir con su proceso de evangelización.

El publicista de la edad media
San Bernardino fue un personaje comprometido con la difusión del mensaje de la Iglesia. Trabajó en buscar una manera de propagar la idea y mantenerla viva mediante los frailes que permanecían en diferentes partes de Italia. Una técnica destinada a difundir o informar al público sobre una ideología a través de los medios, en este caso personas, – no muy alejado de una definición del concepto de publicidad –.

Se especula que al inicio de su labor eran 130 los frailes ordenados, número que para su fallecimiento era alrededor de 4.000, lo que en términos de efectividad fue contundente para la Iglesia. Además, los milagros que se le atribuyen y la incansable labor en el país hicieron que fuera canonizado en 1.450 por el Papa Nicolás V.

Oficialmente el onomástico del patrono de los publicistas es el 20 de mayo, sin embargo apropósito del día del publicista que se celebrará este 4 de diciembre en Colombia, se recuerda a quien tanto en épocas de éxito como de crisis le sirve de apoyo a los profesionales que depositan un poco de fe más allá que en su propio conocimiento.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password