4 tipos de deudas más comunes que tu familia te puede heredar

Publicación de msn noticias. Textos de  Dinero en Imagen.

De acuerdo con la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, el motivo principal del sobreendeudamiento de sus clientes es la mala administración de su dinero. Sin embargo, el estudio reveló que las deudas causadas por terceros, en específico familiares, es la segunda razón de una mala salud financiera.

A continuación, enlistamos los cuatro motivos más comunes que las familias mexicanas mencionan como la causa principal de su sobreendeudamiento:

  1. Enfermedad o fallecimiento de un familiar

Ocurre cuando uno de los padres, suegros o hijos enferma o sufre algún accidente, y la persona se ve obligada a cubrir los gastos de medicamentos, hospitalización, terapia y, en el peor desenlace, los gastos funerarios.

“En este caso la familia completa se descapitaliza porque los ingresos no alcanzan para solventar gastos tan elevados, aquí es cuando se recurre al uso desmedido de tarjetas de crédito.”

Es por eso que, además del fondo de ahorro de emergencias que recomendamos tener, recalcamos siempre la importancia de contar con un seguro de gastos médicos mayores y un seguro de vida con los que toda la familia tenga la seguridad de que, ante una eventualidad como ésta, la economía del hogar no estará en riesgo” comenta Kathy Quintero, representante de Resuelve tu Deuda.

  1. Endeudamiento de terceros

Un gran número de encuestados asoció su problema financiero a una deuda de terceros. Un escenario común es que alguien se encuentre endeudado y solicite un préstamo a sus familiares y/o amigos.

Aunque la familia es lo más importante, prestar tu tarjeta de crédito o pedir un préstamo a tu nombre para un tercero puede ser un gran error financiero. Generalmente estos casos no terminan bien porque, aunque tu familiar ya liquidó su deuda inicial, ahora tiene una nueva que además está a tu nombre, por lo que las consecuencias de pagarla a destiempo o no hacerlo recaen directamente sobre ti”.

Si la cantidad requerida es mínima, no tienes que recurrir a un crédito, y estás en posibilidad de prestarla (aun sabiendo que probablemente no la recuperes), adelante.

Pero, si para apoyar a un tercero tienes que poner en riesgo tu patrimonio o tu historial crediticio, tal vez sea mejor que ayudes a tu familiar buscando nuevas alternativas para liquidar su deuda, tales como un plan de aumento de ingresos y recorte de gastos, además de brindarle tu apoyo moral.

  1. Desempleo del cónyuge

La pérdida repentina de empleo de uno o ambos proveedores del hogar impacta inevitablemente en la economía familiar.

Tenemos muchos casos de personas que de un día a otro quedaron sin ingresos y ya contaban con deudas o comenzaron a adquirirlas. La prevención siempre será la mejor medida. Un ahorro conjunto que sea equivalente a por lo menos tres meses del sueldo de la pareja puede funcionar perfecto como un colchón que aminore el impacto de la pérdida temporal de ingresos”.

Otra situación que es muy común es llevar un estilo de vida que ya no corresponde al que la pareja puede costear. “Sucede que cuando los ingresos del hogar disminuyen, los miembros de la familia no hacen adecuaciones en su estilo de vida. Por eso es tan importante llevar un presupuesto mensual, las familias necesitan estar conscientes de cuánto y en qué pueden gastar”.

  1. Pago de colegiaturas

Mantener a los hijos en colegios y universidades privadas a pesar de no estar en posibilidades financieras para hacerlo, es otra causa por la que muchas familias mexicanas caen en el sobreendeudamiento.

Son muchos los padres de familia que se esfuerzan demasiado por dar a sus hijos educación de calidad, pero lo hacen hasta el punto en el que la familia completa se queda endeudada”.

Existen diversas opciones para que los padres no tengan que verse en esta situación, tales como fideicomisos, seguros o fondos de ahorro para la educación.

Nuevamente la planeación se vuelve básica para nuestra salud financiera; debemos interesarnos por conocer las soluciones financieras que las instituciones otorgan y que nos permiten una mejor calidad de vida, con menos posibilidades de problemas financieros en el corto o largo plazo.

Es interesante y preocupante a la vez el que la mayoría de los problemas financieros de las familias sean resultado de una falta de planeación. Sabemos que los accidentes e imprevistos simplemente suceden, pero existen muchas opciones que pudieran ayudarnos a aminorar el golpe a nuestro bolsillo. La cultura financiera de prevención es y será siempre la clave.” concluyó Quintero.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password