Alemania y Rusia registraron nuevos récords de muertes diarias por coronavirus

Las autoridades teutonas informaron 410 decesos, mientras que el Kremlin comunicó que 507 personas fallecieron a causa de la enfermedad de COVID-19

Hospital en Berlín, Alemania. REUTERS/Fabrizio Bensch

Alemania y Rusia registraron récords de muertes por coronavirus en las últimas 24 horas: 410 y 507, respectivamente.

La cifra de nuevos contagios en el país teutón fue de 18.633, según el Instituto Robert Koch (RKI), lo que supone más de un millar por encima de los registrados el miércoles de la semana anterior, aunque por debajo del máximo absoluto de 23.648 casos detectados el viernes pasado.

Más alarmante es el ascenso de víctimas mortales, hasta las citadas 410, claramente por encima de la anterior marca récord de 315, registrada a mediados de abril.

El total de contagios verificados por el RKI desde el principio de la pandemia se eleva así a 961.320 -de los cuales se estima que 656.400 son pacientes recuperados-, mientras que el número de fallecidos es de 14.771.

Pandemia de coronavirus en Berlín a un mes de la Navidad. REUTERS/Fabrizio Bensch

A la espera de la reunión en Cancillería

La canciller alemana, Angela Merkel, mantendrá este miércoles una nueva reunión con los líderes regionales, que sigue a la que tuvo lugar la semana anterior, en la que no se logró un consenso para endurecer las medidas en vigor desde el 2 de noviembre -como pretendía la mandataria- y solo se analizó la evolución de los contagios hasta entonces.

Los poderes regionales han acordado, en varias rondas consultivas a escala de los líderes de los “Länder” -estados federados- a principios de esta semana, prolongar las medidas vigentes hasta el 20 de diciembre o incluso endurecer algunas de éstas, para aliviarlas durante las celebraciones de Navidad y Año Nuevo.

Desde el 2 de noviembre pasado se encuentran prohibidos el ocio nocturno, la gastronomía, el ámbito cultural y el deportivo en espacios cerrados, pero se mantiene abierta la actividad escolar y la vida comercial, aunque con limitaciones en la capacidad. Además, se solicitó a los ciudadanos evitar todo desplazamiento o viaje que no sea esencial, tanto dentro del país como al extranjero.

Se espera que el Gobierno federal consensúe con los “Länder” la prolongación de estas medidas e incluso endurezca algunas de ellas, pero también que se apruebe una extensión de las ayudas económicas brindadas a principios de mes para compensar a los sectores afectados por el cierre.

Estas compensaciones -de hasta el 75% de las pérdidas calculadas respecto a los ingresos de un año atrás-, podrían alcanzar un volumen de entre 15.000 y 20.000 millones de euros, según informaron medios alemanes.

Tanto desde el Gobierno de la canciller como de los poderes regionales se ha alertado estos días de que la evolución de los contagios no permite, hoy por hoy, aliviar las restricciones.

Entre las nuevas medidas que se espera se concreten en la reunión de Merkel se destaca el mantenimiento de los cierres del ocio nocturno, gastronomía y vida cultural, al menos hasta el 20 de diciembre. Se cree, asimismo, que se avance el inicio de las vacaciones escolares de Navidad y que se recomiende a los ciudadanos a que se sometan voluntariamente a unos días de cuarentena o restricción estricta de contactos, antes de las festividades.

Además, se estudia una fórmula de actividad escolar mixta, entre presencial y virtual, de modo que se distribuyan los alumnos en grupos reducidos fijos que alternen la asistencia a la escuela con las tareas en casa.

Para la semana navideña, y hasta pasado fin de año, se permitirán los encuentros con hasta diez personas -o seis, según el criterio de algunos “Länder” más restrictivos-. Se recomendará también -aunque no se prohibirá- renunciar a la pirotecnia en cualquier tipo de celebración privada y muy especialmente en la noche de fin de año.

Por otro lado, en las últimas 24 horas, Rusia registró por primera vez más de 500 fallecimientos diarios por coronavirus, indicaron este miércoles las autoridades sanitarias locales.

En la jornada del martes se reportaron 507 muertes, lo que eleva el número de decesos desde el inicio de la pandemia a 37.538.

A su vez, Rusia notificó 23.675 nuevos contagios en las 85 regiones del país, de los cuales 5.156 (el 21,8%) son asintomáticos.

En Moscú, epicentro de la pandemia en el país, en las últimas 24 horas se han sumado al balance 4.685 infecciones y 75 muertes, en tanto que en San Petersburgo, la segunda ciudad más afectada, se han notificado 3.421 nuevos casos, el máximo desde el inicio de la crisis sanitaria.

De hecho, San Petersburgo ha relevado en esta segunda ola del coronavirus en el ránking de las ciudades y regiones más afectadas a la región de Moscú, donde se han detectado 1.005 nuevos casos en la última jornada.

La cifra de contagios en Rusia asciende a 2,16 millones de casos confirmados de coronavirus, con 1,7 millones de pacientes recuperados.

El martes pasado, el Gobierno admitió que la situación es complicada, ya que en 32 de las 85 regiones la tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes es superior a la media nacional y en seis entidades federadas la ocupación hospitalaria ha llegado a superar el 90%.

El Ejecutivo ruso ha evitado hasta ahora volver a implantar restricciones a nivel nacional para frenar la pandemia como sí lo hiciera durante la primera ola, y ha dejado en manos de las regiones decidir qué medidas tomar en función de la evolución de la situación en sus respectivos territorios.

 

Tomado de

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password