Azufre y metano, el ‘infernal’ y atípico menú de esta bacteria

Los humedales son la principal fuente natural de metano, un importante gas de efecto invernadero. Y también existen ciclos de azufre Los ciclos de azufre y metano en los humedales están vinculados; por ejemplo, un ciclo de azufre fuerte puede inhibir la metanogénesis. Es decir, el azufre ‘contrarresta’ la producción de metano. La ciencia conoce varios tipos de bacterias que se alimentan de metano y otras cuantas de azufre, por lo que el equilibrio entre ambas regula la producción de estos gases. Pero hasta la fecha nunca se había encontrado ninguna que consumiera ambas sustancias, incluso pudiéndolas ingerir a la vez, lo que aportaría una nueva visión sobre lo que sabemos de cómo funcionan estos ciclos en los humedales. Los resultados acaban de publicarse en la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’.

Hasta la fecha no se había demostrado que el consumo de azufre y el de metano eran metabólicamente compatibles; menos que podrían expresarse de manera simultánea en un único organismo. «Estos hallazgos sugieren que las bacterias mixotróficas oxidantes de metano/azufre son un componente previamente pasado por alto de los ciclos ambientales de metano y azufre«, explican los autores en su estudio.

Sung-Keun Rhee y sus colegas describen una cepa de bacterias llamada Methylovirgula thiovoransHY1, que crece en metano, alcoholes, ácidos orgánicos y alcanos de cadena corta. Sin embargo, esta bacteria les deparó una nueva sorpresa: HY1 también creció en compuestos de azufre inorgánicos.

Cuando el azufre es abundante en los sedimentos de los humedales, las bacterias que consumen azufre tienden a prosperar y redirigir el flujo de electrones y carbono lejos de los organismos que producen metano para obtener energía, lo que limita las emisiones de metano del suelo de los humedales. Por lo tanto, el descubrimiento de la cepa bacteriana, que anteriormente se había pasado por alto en el metabolismo ambiental, sienta las bases para una mejor comprensión de los ciclos del azufre y el metano en humedales naturales y artificiales.

Los humedales, claves para luchar contra el cambio climático
Esto es importante porque los humedales pueden ser entornos clave para luchar contra el cambio climático. Alrededor del 85% de los humedales presentes en 1700 se habían perdido en el año 2000, muchos de ellos drenados para convertirlos en zonas urbanizadas, agrícolas o para otros usos «productivos», según datos de la Organización de las Naciones Unidas. Su desaparición, tres veces más rápida que la de los bosques, supone una amenaza existencial para cientos de miles de especies animales y vegetales.

Por ello, conocer en profundidad sus ciclos pueden ayudar a protegerlos e incluso reproducirlos de forma artificial.

Tomado de: https://www.abc.es/ciencia/azufre-metano-infernal-atipico-menu-bacteria-20220801135501-nt.html

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password