Colombia, cuando perder es aprender.

Por. Esteban Jaramillo Osorio.

James, James, siempre James. Porque juega, hace jugar, da confianza, ve portería, busca, genera y encuentra. Por sus pases a lugares ocultos, su pié izquierdo magnifico, su inteligente visión y su presencia desequilibrante.Con él, Colombia otro equipo.

Sin él, confusas las ideas, sin gambeta y sin pase, atacantes poco activos y desfondado en defensa porque no hay quien aguante el balón en zonas creativas.

Prometedor Queiroz. Futbol experimental con atrevimiento, sin miedos, alineando un equipo casi nuevo, buscando fórmulas, soluciones, evolución en el juego y alternativas de cambio.

Cuando intento elaborar atrás, fracasó. Cuando adelantó y compactó líneas, cerró espacios y buscó masivamente en ataque, fue otro.Demoledor, asfixiante, con extremos puros, regateadores, los que dan poder, ganan duelos y lastiman. Auspiciosos Villa, Luis Diaz y Muriel.

Cuando priorizó el balón, como instrumento básico del juego y de nuestro estilo, para generar volumen ofensivo. Cuantos jugadores en posiciones de avanzada, buscando alternativas de gol.

Partidos estos de laboratorio, para confirmar valores, buscar alternativas, sin darle demasiada significación al resultado. Aun no hay equipo. No hay modelo de juego definido. La selección esta en obra negra e ilusorio era pedir más de lo visto, con opciones, claro, de progresión. Se aprecian detalles tácticos de un entrenador que parece tener clara la idea en la cabeza, que, sin renunciar a sus convicciones ofensivas, asumió severos riesgos defensivos, donde mas flaquean las fuerzas. Ni Murillo, ni Mina, ni Cuellar, ni Arboleda, el portero con manos flácidas, aprobaron el examen.

Corregir las marcas, presionar, con rápidos repliegues agresivos, mejor ocupación de espacios y elaboración colectiva en todos los sectores parece ser la necesidad inmediata. La búsqueda acelerada de un central por derecha, como se encontró a Orejuela, prometedor, son tareas básicas para potenciar el equipo. Porque porteros titulares hay y la columna básica se mantiene, con David, Camilo, Arias, Davison, Barrios, James, Falcao, Diaz, Villa, Cuadrado y Mateus en mejor forma.

Siempre estará la conexión emotiva de la selección con el público, la calidad técnica de nuestros jugadores y la ilusión que se recicla partido a partido.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password