album-art

Emmanuel Macron ha rechazado la dimisión de su primer ministro, Gabriel Attal

El presidente de la República francesa, Emmanuel Macron, ha rechazado este lunes la dimisión de su primer ministro, Gabriel Attal. El mandatario le ha pedido mantenerse en el puesto “por el momento” para poder “asegurar la estabilidad del país”, según han comunicado fuentes del Elíseo a medios nacionales.

Attal anunció el domingo su retirada del cargo tras conocerse los resultados de la segunda vuelta de las elecciones legislativas, que dieron la victoria al Nuevo Frente Popular (NFP), pero sin la mayoría necesaria para gobernar en solitario. Por su parte, la coalición de Ensemble, en la que se encontraban los candidatos macronistas, logró una segunda posición y superó a la extrema derecha de Bardella y Le Pen. Aunque se haya logrado dar la vuelta a la situación provocada por las elecciones europeas, en las que Agrupación Nacional duplicó en porcentaje de votos al partido de Macron, el primer ministro ha decidido dimitir de su cargo. “Esta noche, el grupo político al que he representado en esta campaña no ha logrado la mayoría, y mañana por la mañana presentaré mi dimisión al presidente de la República”, declaró desde Matignon en directo.

El primer ministro llegaba este lunes al Elíseo alrededor de las 11:30 horas, según ha informado AFP, pero Macron no ha aceptado la retirada de Attal. Así, continuará al frente del Gobierno para gestionar los asuntos corrientes mientras se forma un nuevo Gobierno salido de las elecciones legislativas.

Los resultados definitivos otorgan 182 escaños al Nuevo Frente Popular, frente a los 168 de Ensemble y los 143 de Agrupación Nacional. La coalición de izquierdas ha logrado la mayoría en las elecciones, pero se queda lejos de los 289 asientos necesarios para gobernar en el país.

Durante la noche electoral, Jean-Luc Mélenchon rechazaba cualquier pacto y exigía a Macron que llamase a gobernar a un candidato de izquierdas. Sin embargo, el Nuevo Frente Popular carece todavía de un candidato firme para el puesto de primer ministro, un debate que podrá generar tensiones internas en los próximos días entre partidos de izquierdas con ambiciones diversas. Los enfrentamientos llevan tiempo en pie: con el Nuevo Frente Popular ya formado, el expresidente François Hollande, candidato electo en su circunscripción, pidió a Mélenchon que “se callase” y se echase “a un lado” para servir a la coalición.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password