Islas Feroe, la primera nación europea libre de coronavirus

Las autoridades de las Islas Feroe hicieron un anuncio: el último caso activo de coronavirus había superado la enfermedad

Las autoridades de las Islas Feroe, un archipiélago autónomo en el Atlántico norte, entre Dinamarca e Islandia, hicieron un anuncio: el último caso activo de coronavirus había superado la enfermedad. Las islas Feroe alcanzaban así los “cero casos” de covid-19, el primer territorio europeo en conseguir semejante hito. “Como nación, hemos conseguido lo que muy pocos otros países han conseguido hacer”, celebraba por todo lo alto el primer ministro, Bárður á Steig Nielsen.

Dos días después, todavía siguen sin nuevos casos. Los comercios han reabierto, la gente ha vuelto a salir (abrigados) a las calles, las escuelas han reanudado sus clases y hasta ha regresado la liga local de fútbol, la primera liga europea en hacerlo en un continente todavía azotado por la pandemia de coronavirus. Lo último en levantar las restricciones, este mismo lunes, han sido las residencias de ancianos, protegidas con uñas y dientes por las autoridades de las islas.

“Ha sido como una situación de guerra. Todos nos hemos unido en la lucha contra este enemigo invisible”, cuenta desde la capital Tórshavn Kristina Háfoss, parlamentaria feroesa y exministra de Finanzas (2015-2019), en entrevista con El Confidencial. El primer caso de coronavirus se detectó en las islas el 3 de marzo, y una semana después se aplicaban las primeras restricciones, desde el bloqueo de fronteras al cierre de escuelas, la cancelación de eventos públicos y los llamamientos a la población para que mantuvieran la distancia social.

El último nuevo caso fue detectado el 22 de abril. Desde entonces, no se han detectado nuevas infecciones, y dos meses y siete días después de que llegara el virus a las islas la última PCR del último paciente salió negativa. En total, se han registrado desde que se detectó el brote 187 casos de coronavirus (ningún fallecido), es decir, el equivalente a unos 380 casos por cada 100.000 habitantes. Algo menos de 100 casos por debajo de España, que está a 479 casos por cada 100.000 habitantes, y una cifra proporcionalmente similar a la del Reino Unido. “Al ser una población tan pequeña, nos conocemos casi todos. Todo el mundo conocía a alguien que ha tenido coronavirus”, explica la parlamentaria feroesa.

“La razón principal [del éxito de las Islas Feroe] fue que aplicamos una estrategia muy pronto y al mismo tiempo elegimos implementar un testeo extensivo (…) y hemos hecho un rastreo de contactos de esas personas, y se las ha puesto en cuarentena. Así hemos tenido éxito en plantarle cara al virus”, explica Háfoss.

Por supuesto, ser un pequeño archipiélago de 18 islas en medio del Atlántico Norte con poco más de 49.000 habitantes también ha facilitado la contención del virus. Con tan poca población, el lema de “test, test, test” que entona sin descanso la Organización Mundial de la Salud es mucho más asequible.

Las autoridades locales han efectuado casi 172.000 test por millón de habitantes, una de las tasas más altas del mundo, y a día de hoy, al menos el 16% de la población ha sido testeada de coronavirus. Las medidas de control de la expansión del virus, que no llegaron a decretar el confinamiento estricto de la población, fueron similares a las tomadas por Dinamarca, administración de la que dependen. El 30 de abril se levantaron casi todas las restricciones, aunque con mensajes de cautela hacia la población.

Textos de

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password