album-art

La verdad del “meteorito” que cayó en Barranquilla

Luego de que el pasado miércoles se hiciera viral un video en el que un ciudadano aseguraba que un “meteorito” había caído en Barranquilla, los habitantes de la ciudad decidieron correr hasta el lugar y comprobar si era real. Efectivamente, quienes corriendo al lote del barrio Villas de San Pablo, donde se dijo había caído la piedra, encontraron en el lugar un roca gigante llena de jeroglíficos, en pocos minutos el rumor de que había caído del cielo un meteoro se esparció por toda la ciudad y el barrio se llenó de visitantes.

Las autoridades confirmaron que no se trataba de ningún meteorito puesto que no hay rastros o quiebres que generarían un impacto real, razón de peso para entender que solo se trataba de una broma de alguien y que los habitantes habían caído.

La verdad era que solo se trataba de una campaña publicitaria de una constructora la cual logró llenar las redes sociales, los medios de comunicación y las cadenas de Whatsapp del país con la imagen de “la primer piedra con la que se construirá las futuras viviendas de la ciudad, un proyecto que impactará a las familias más necesitadas del barrio”.

Sin embrago fue mucha la confusión por no saber qué era realmente lo que había pasado, muchos empezaron a dar sus propias versiones del hecho. Algunos gritaban que era el fin del mundo y que ese era el mensaje que había enviado Dios para anunciarles que debían prepararse para el apocalipsis, entonces un grupo de personas se reunió al rededor de la piedra se arrodillaron y tomados de las manos empezaron a orar por la salvación.

Y ya que se hablaba que era un mensaje divino, algunos más religiosos dijeron que no se trataba de ningún aviso del fin del mundo enviado por Dios, sino que la piedra había ascendido del infierno y que era el mensaje enviado por Lucifer para advertir a los habitantes de Barranquilla de que estaban cayendo en pecado. Así fue como una señora del barrio llegó con biblia en mano, agua bendita, un rosario y empezó a hacer un exorcismo en plena luz del día.

“¡En el nombre de Cristo esa piedra no tiene poder en esta tierra!”, gritaba la mujer mientras lanzaba agua bendita a la roca y a quienes se encontraban al rededor.

Pero no quedó ahí, aprovechando el clamor de lo que estaba pasando, unos cuantos “vivos” quisieron aprovechar el momento y llegaron con picos y palas para romper pedazos de la piedra y así extraer algunas partes para venderlas de manera ilegal, supuestamente, para recaudar un buen dinero ya que se trataba de un material extraño y con el que creían se podrían hacer millonarios.

El meteorito no había terminado de impactar en la tierra y ya lo estaban desguazando para venderlo por partes.

El agite con la roca fue tanto que dio tiempo para que el mismo Superman abandonara sus labores y llegara hasta el lugar para dar sus mejores poses y gritar que “esa era la roca que lo había traído al mundo”, se tomó varias fotos, posó y aseguró que la energía del la piedra le iba a dar todos los poderes necesarios para salvar la ciudad.

Al final después de la aclaración todo termino en una simple “fiesta” de memes muy al estilo de los colombianos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password