Leo Messi: “Amo el fútbol, pero la familia está por encima de todo”

Leo Messi (Rosario, 1987) sigue maravillando al mundo con su juego. Se supera cada día. Esta temporada es el primero en goles anotados, asistencias, remates, regates, disparos al poste… Es un número uno. Y también lo es cuando habla de sus dos grandes pasiones: la familia y el fútbol.

Un año más, y la quinta Bota de Oro. ¿Qué se siente, no se cansa de ganar?

Es un lindo premio por el reconocimiento que significa para todos. Es un premio para el grupo. Igual que cuando un portero gana el Zamora es un premio en general para el equipo. Estoy feliz de poder ganarla de nuevo.
Cinco Botas de Oro, cinco Balones de Oro, ¿falta la quinta Champions para completar la colección?
Estaría bien. Como dijimos al principio de temporada, la Champions siempre es especial por lo que significa y nos gustaría ganarla otra vez. Tenemos esa ilusión.
Su colega del Barcelona Marc-André ter Stegen fue suplente con Alemania en el Mundial. ¿Le pareció injusto después de la buena temporada que tuvo con el Barca y la lesión larga que había tenido Neuer en el Bayern?
Fue un sorpresa en lo personal. Marc había tenido un gran año. El arquero titular de Alemania había estado mucho tiempo parado, con poco rodaje. Pero llegó y fue titular. Sin embargo, eso es cosa de ellos y del técnico, que tendrá sus motivos. Y ahí no puedo opinar. A nivel personal sí me sorprendió.

Qué le gustaría más, tener como colega en el equipo a una joven perla como Leroy Sané o volver a trabajar algún día con Pep Guardiola?
Siempre es lindo jugar con grandes futbolistas. Aunque es difícil, me gustaría volver a trabajar con Guardiola. Es uno de los mejores entrenadores del mundo. Por eso me gustaría, pero ya te digo que lo veo complicado.
En Holanda se está hablando mucho de De Ligt y De Jong y ahora aquí también… ¿Les ha visto jugar mucho? ¿Cree que son jugadores que pueden encajar en el estilo del Barcelona?
Vienen de una escuela muy parecida a la nuestra. Allí trabajar prácticamente de la misma manera. Juegan como nosotros teniendo el balón, la posesión, el buen pie… Son jugadores jóvenes con mucha precisión. Dos futbolistas muy buenos.

¿Cuál es el sueño imposible de Leo Messi? Algo que le gustaría hacer, pero sabe que no podrá realizarlo.
Nada es imposible. Intentaremos luchar para dar el máximo y conseguir todo lo que nos propongamos. Con esa idea, trabajo y esfuerzo, nada es imposible.
Lo suyo con las faltas directas es un auténtico idilio. ¿Hay algún secreto? Me dicen que muchos días al final del entrenamiento se quedan algunos jugadores a lanzar faltas con apuestas incluidas.
Es verdad que muchas veces nos quedamos a patear después de los entrenamientos. No sólo faltas, sino también disparos desde fuera del área. Uno se va acostumbrando a pegarla de una manera y agarrando cada vez más la forma de hacerlo bien. Al final, todo es entrenamiento y práctica. Hace poco decía que una faceta en la que tenía que mejorar era en el lanzamiento de penaltis.

¿Qué hace para conseguir esa mejora? ¿Ve vídeos de los porteros? ¿Ensaya lanzamientos?
Entrenando y mirando. Hoy se estudia todo: las faltas, los penaltis, el juego… Se analiza todo y nada se deja al azar. Hay que entrenar y buscar siempre darle una vuelta más.
Sin embargo, en las faltas ya cuando agarra la pelota para colocarla es medio gol, ¿hay mucha diferencia entre ponerse a lanzar faltas y penaltis?
Es diferente. En una falta tienes una barrera, la distancia, es otro tipo de golpeo… No tienes la presión de tener que meterlo sí o sí porque si fallas un libre al final no pasa nada, una falta puede entrar o no. En un penalti tienes mucho más que perder que ganar. Aquí el portero se siente más cómodo. Si le meten el gol es normal, es un penalti . El que chuta está más obligado a meter que el portero a parar. La presión es muy diferente.

El año pasado hablábamos por estas fechas de que el Barcelona estaba batiendo más récords defensivos que ofensivos. Usted explicaba que con la salida de Neymar el equipo estaba más armado en mitad de cancha y con más orden. ¿Qué está pasando este año que el equipo está encajando tantos goles
Este año hemos vuelto a jugar un 4-3-3. La pasada campaña formábamos dos líneas de cuatro y dejábamos muy pocos espacios al juntar mucho esas dos líneas. Y era más difícil hacernos goles. Ahora con el 4-3-3 tenemos más posesión, mejor juego, pero quedamos más desarmados a la hora de retroceder. En las contras, los rivales por ahí nos encuentran los huecos que el año pasado no dejábamos. Pero nosotros nos sentimos cómodos con la pelota, defendiéndonos con el balón y presionando hacia adelante. Es lo que hicimos siempre. En los últimos partidos hemos experimentado una mejora en el plano defensivo y ojalá sigamos creciendo en esta faceta.
Siempre ha defendido el modelo de cantera para el Barcelona. Estamos viendo a chavales como Aleñá, Miranda, Riqui Puig que empiezan a crecer en el equipo. ¿Le sorprenden estos jugadores?
Al principio sí, pero ya llevan tiempo entrenando con nosotros y te das cuenta de que son jugadores diferentes. El club hace bien en subirlos y que se entrenen con nosotros. Así crecerán más y es bueno que el club saque gente de la casa porque hacía tiempo que no salían. Volver a este modelo es importante para la cantera y el club.

¿Cree que volveremos un día a ver once canteranos en el once del Barça en un partido de máximo nivel como ya sucediera con Tito de entrenador
Hoy por hoy es complicado. Es importante volver a apostar por chicos de la cantera dándoles la oportunidad. Que vean que no es imposible escalar y llegar al primer equipo del Barcelona. Considero que en un futuro se podría llegar a dar lo de jugar con once futbolistas de la casa porque tenemos una gran cantera, pero llevará su tiempo.
Decía Busquets hace unos días que ahora en general los jóvenes tienen más prisa que antes en llegar arriba y que muchas veces están despistados con demasiadas ‘tonterías’, él las calificó así, de las redes sociales.

¿Está de acuerdo?
Nosotros venimos de otra época. Hoy estamos en otra situación y nos adaptamos a lo que hay. Pasa un poco por todo. Es verdad que a los jóvenes les llegan ofertas tentadoras. No es fácil tomar la decisión cuando no sólo te ofrecen dinero y sino también mejoras deportivas. Es un poco lo que hablábamos antes, los que están abajo ven que es complicado subir al primer equipo, mientras que en otros lugares les dan esa posibilidad además de dinero. Es tentador. Por este motivo, es positivo que la gente buena de la cantera no se vaya, se le dé la oportunidad y que cada uno esté en el lugar que se merece.

Jordi Alba no tiene sustituto fijo en la plantilla como era Digne, Umtiti sigue con problemas en la rodilla, Rafinha se pierde la temporada… con todo esto, la plantilla del Barcelona de este año puede parecer muy corta. Además del recién llegado Murillo.

Ccree que se debe reforzar el equipo en enero para conseguir los objetivos marcados?
Es un tema del técnico y del club. Personalmente creo que tenemos un gran grupo. Además, hay futbolistas de la cantera de los que ya hemos hablado que jugaron sin problemas y rindieron al máximo. Fue el caso de Miranda, Riqui o Aleñá, aunque esté último, que jugó los últimos partidos, ya llevaba más tiempo con nosotros. En este sentido estamos tranquilos.

¿Se echa de menos a Iniesta?
Obvio que sí, tanto dentro como fuera del campo. Fueron muchos años compartiendo muchas cosas con Andrés, muchos días, entrenamientos, partidos, situaciones fuera de los campos… Claro que se le extraña.
Este año la Liga está más igualada que nunca y es la más reñida de las grandes de Europa. ¿Esto es demérito de los grandes o virtud de otros considerados más débiles?
Hoy en día es muy difícil ganar a cualquiera y sacar los partidos. Nosotros nos dejamos muchos puntos sobre todo como locales, algo que no pasaba otros años. La Liga está muy igualada y sigue siendo muy difícil ganar.

¿Es bueno que la Liga sea más disputada para el interés de la competición aunque eso suponga más tropiezos de los habituales en los tres grandes, Barça, Madrid y Atlético?
Siempre se comentaba eso de la Liga española. La realidad es que hay muchas competiciones en las que sucede lo mismo: dos o tres equipos despegan y los demás ya juegan otro campeonato. Es bueno para la competición y el aficionado que estemos todos juntitos peleando por ser campeones, entrar en Europa, no descender y que sea difícil ganar contra cualquier equipo.

Textos y foto de 

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password