album-art

Levantamiento de pesas, el boxeo y el pentatlón moderno no estarían en Olímpicos de 2028

La edición de los Juegos Olímpicos que se desarrollarán en Los Ángeles en 2028 podría tener una variante histórica que afectaría a varios deportistas colombianos. Si bien el surf, la escalada deportiva y el skate, los deportes que debutaron en el programa de Tokio 2020, fueron incluidos en la lista de disciplinas para el evento que organizará Estados Unidos luego de la cita en París 2024, otras disciplinas que comúnmente hacen parte de las justas podrían desaparecer, según lo informó el Comité Olímpico Internacional.

Y es que todo parece indicar que el levantamiento de pesas, el boxeo y el pentatlón moderno no pasaron el corte de los 28 deportes iniciales y deberán cumplir con ciertos criterios en 2023 para ser incluidos en el gran evento deportivo. Así lo sostuvo el presidente del COI, Thomas Bach, en una conferencia de prensa al final de una reunión de la junta ejecutiva de la entidad.

Así las cosas, el COI impuso una serie de condiciones a las federaciones internacionales de boxeo, halterofilia y pentatlón moderno para mantenerlas dentro del programa de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 2028. Por ejemplo, las exigencias con el boxeo y la halterofilia tienen que ver con su transparencia y gobernabilidad, mientras que las formuladas al pentatlón están relacionadas con un cambio de formato, incluida la sustitución de la hípica por otro deporte, y con su capacidad de atraer a la juventud y ganar en universalidad.

Una sesión del COI en febrero en Pekín aprobará el programa inicial que, según señaló Bach, serán atletismo, remo, bádminton, baloncesto, piragüismo, ciclismo, hípica, esgrima, fútbol, golf, gimnasia, balonmano, hockey, judo, lucha, natación, rugby, taekwondo, tenis, tenis de mesa, tiro, tiro con arco, triatlón, vela, voleibol, surf, skate y escalada; pero lo cierto es que los tres deportes que queden afuera se volverán a incluir en la sesión del COI en 2023.

Para el levantamiento de pesas y el boxeo, su exclusión es un gran golpe, ya que las federaciones internacionales luchan con problemas de gobernanza, finanzas y corrupción, y el COI ha advertido repetidamente que si no se llevan adelante reformas corren el riesgo de quedar fuera del programa olímpico. En este sentido, ambos deberán mostrar una mejora en términos de transparencia financiera y gobernabilidad para volver a los Juegos Olímpicos.

Y es que cabe recordar que la Federación Internacional de Boxeo (AIBA) perdió en 2009 su reconocimiento por parte del COI y este organismo le pidió hoy cambios de tres tipos: de carácter financiero, “para aumentar su transparencia y sostenibilidad”, incluso mediante la diversificación de los ingresos; “en sus sistemas de arbitraje y de jueces para asegurar su integridad”, por lo que pone este aspecto bajo la supervisión de la auditora PwC; y de gobernanza, hasta lograr en “un cambio de cultura”. “En caso de que la AIBA cumpla estas condiciones, la suspensión del reconocimiento de la AIBA podría levantarse en 2023″, dijo Bach.

El COI mantiene su “seria preocupación” por el proceder de la federación de halterofilia (IWF), que prolonga desde hace meses su situación de interinidad y que volvió a retrasar su congreso electoral, que debía ser este mes.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password