Por qué Afganistán es hoy más peligroso que nunca

Las enormes cifras de muertes que alguna vez ocuparon los titulares se están convirtiendo en algo habitual en Afganistán, mientras el Talibán y otros grupos militantes exhiben su fuerza frente a un ejército respaldado por Estados Unidos que lucha por salir adelante.


Según Dawood Azami, del Servicio Mundial de la BBC, no hay un final claro a la vista para una guerra que se ha convertido en un sangriento callejón sin salida.
¿Está el nivel de violencia cada vez peor?
Desde la invasión estadounidense en 2001, Afganistán nunca había sido tan insegura como ahora. El Talibán controla más territorio que en ningún otro momento desde la caída de su régimen, hace 17 años.
La investigación de la BBC que revela que el Talibán amenaza el 70% del territorio de Afganistán. La de Afganistán ya es, de hecho, la guerra más larga en la historia de Estados Unidos.

Y con el paso del tiempo, el conflicto no solo se ha intensificado, sino que también se ha vuelto más complicado.
Los ataques son más grandes, más frecuentes y mucho más mortales. Ambos lados —el Talibán y el gobierno afgano respaldado EE.UU. y la OTAN— están tratando de sacar ventaja. El pasado 10 de agosto, los talibanes entraron a Ghazni, una capital de provincia estratégica en una ruta clave al sur de Kabul, pero las fuerzas de seguridad afganas apoyadas por los asesores estadounidenses y los ataques aéreos los obligaran a retroceder.
El 15 de mayo, entraron en la capital de la provincia de Farah, en el oeste de Afganistán, cerca de la frontera con Irán.
Muchos combatientes talibanes mueren o resultan heridos cuando las fuerzas de seguridad repelen sus incursiones en las capitales provinciales, pero esos ataques tienen un enorme valor propagandístico para el grupo, aumentando su moral y el número de reclutamientos.
Los insurgentes también se llevan consigo armas y vehículos cuando se retiran. Muchas otras ciudades o distritos están bajo la constante amenaza del Talibán. Gran parte de provincias como Helmand y Kandahar —donde cientos de soldados estadounidenses, británicos y de otros países fueron asesinados— están ahora bajo control del Talibán.
Mientras, la muerte de civiles alcanza niveles sin precedentes. Según la ONU, más de 10.000 civiles fueron asesinados o heridos en 2017, y se espera que el número sea aún mayor en 2018.

Textos y fotos tomados de  Mundo

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password