album-art

Presentan al abuelo de los lagartos, que convivió con los dinosaurios

Radio Diez de Marzo comparte:

Hace unos 170 millones de años lo que hoy es la isla escocesa de Sky era el hogar de enormes dinosaurios como los braquiosaurios o los tiranosaurios, que se reunían alrededor de lagunas poco profundas. Pero a los pies de estos gigantes corrían unas criaturas gráciles y diminutas. Un equipo internacional de investigadores ha encontrado el esqueleto excepcional de solo 6 cm de largo de un pequeño lagarto con la mayoría de sus huesos en contacto en su posición anatómica original. El hallazgo, dado a conocer en la revista ‘Nature’, podría arrojar luz sobre la evolución de los escamosos, un grupo de reptiles que incluye lagartijas y serpientes.

El fósil del diminuto lagarto, denominado Bellairsia gracilis, está casi completo y solo le faltan el hocico y la cola. «Nos permite ver la evolución en acción», afirma Mateusz Tałanda, de la Universidad de Varsovia. «En paleontología, rara vez tienes la oportunidad de trabajar con fósiles tan completos y bien conservados que provienen de una época de la que sabemos tan poco», añade.

El fósil fue encontrado en 2016 por un equipo dirigido por la Universidad de Oxford y los Museos Nacionales de Escocia. Bellairsia «tiene algunas características modernas de lagarto, como rasgos relacionados con la cinesis craneal, es decir, el movimiento de los huesos del cráneo en relación unos con otros. Esta es una característica funcional importante de muchos escamosos vivos», señala el científico.

Calavera negra
Encontrar el fósil supuso todo un logro por sí mismo. «La pequeña calavera negra sobresalía de la piedra caliza pálida, pero era tan pequeña que tuve suerte de verla. Al mirar más de cerca, vi los diminutos dientes y me di cuenta de que había encontrado algo importante, pero no supimos hasta más tarde que casi todo el esqueleto estaba allí», recuerda Elsa Panciroli, de la Universidad de Oxford y coautora del estudio.

Los escamosos son el grupo vivo que incluye lagartijas y serpientes, y comprende más de 10.000 especies en la actualidad, lo que los convierte en uno de los grupos de animales vertebrados vivos más ricos en especies. Incluyen animales tan diversos como serpientes, camaleones y geckos, que se encuentran en todo el mundo. El grupo se caracteriza por numerosas características especializadas del cráneo y el resto del esqueleto.

Aunque los investigadores saben que los primeros orígenes de los escamosos se encuentran hace 240 millones de años en el Triásico, la falta de fósiles del Triásico y el Jurásico ha hecho que su evolución y anatomía tempranas sean difíciles de rastrear.

El análisis del nuevo fósil junto con los escamosos fósiles vivos y extintos confirma que Bellairsia pertenece al ‘tallo’ del árbol genealógico de los escamosos. Esto significa que se separó de otros lagartos justo antes del origen de los grupos modernos. La investigación también respalda el hallazgo de que los geckos son un linaje ramificado muy temprano, y que el enigmático fósil Oculudentavis, que anteriormente se sugirió que era un dinosaurio, también es de esta familia.

Para estudiar la muestra, el equipo utilizó tomografía computarizada (TC) de rayos X que, al igual que la TC médica, permite obtener imágenes en 3D no invasivas. Esto permitió a los investigadores obtener imágenes de todo el fósil, aunque la mayor parte del espécimen todavía está oculto por la roca circundante. Mientras que los escáneres médicos funcionan a escala milimétrica, el escáner de la Universidad de Oxford reveló detalles de unas pocas decenas de micrómetros.

Luego se tomaron imágenes de partes del esqueleto con mayor detalle, incluido el cráneo, las patas traseras y la pelvis, en el Sincrotrón Europeo (ESRF, Grenoble, Francia). La intensidad del haz de sincrotrón permite una resolución de 4 micrómetros, revelando detalles de los huesos más pequeños del esqueleto.

«Los fósiles como este espécimen de Bellairsia tienen un gran valor para llenar los vacíos en nuestra comprensión de la evolución y la historia de la vida en la Tierra«, dice Roger Benson, de la Universidad de Oxford. Solía ser casi imposible estudiar fósiles tan pequeños como este, pero este estudio muestra el poder de las nuevas técnicas, incluida la tomografía computarizada, para obtener imágenes de forma no destructiva y con gran detalle.

Tomado de: https://www.abc.es/ciencia/presentan-abuelo-lagartos-convivio-dinosaurios-20221026114509-nt.html

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password