Prevenir Es Preguntar

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el suicidio figura entre las 20 causas de defunción más importantes en todas las edades a nivel mundial. Cada año se suicida casi un millón de personas. En el 2018, por ejemplo, se reportaron más de 800.000 suicidios y más de 2.696 en Colombia.

El suicidio es un grave problema de salud pública

Las conductas suicidas son la principal urgencia para un profesional de la salud mental y el suicidio es la complicación más seria de la depresión. Por eso es importante que como miembros de una comunidad, entorno social y/o familia, estemos atentos a los siguientes signos de alarma que puede presentar uno de nuestros familiares, amigos o compañeros:

• Pensamientos o planes de autolesión en el último mes o acto de autolesión en el último año.
• Alteraciones emocionales graves.
• Desesperanza.
• Agitación o extrema violencia.
• Conducta poco comunicativa.
• Aislamiento social.

Muchas de las personas que contemplan el suicidio presentan ansiedad, depresión y trastornos por consumo de alcohol, abuso de drogas y violencia.

El suicidio se puede prevenir

Hablar lo que se siente es el primer paso para encontrar la solución a los problemas y lograr un mejor estado emocional, para esto, existen diferentes fuentes potenciales de ayuda en la comunidad, como:
• Familiares cercanos.
• Amigos.
• Profesores, consejeros escolares o líderes espirituales.
• Líneas de atención telefónica en salud mental.
• Profesionales de la salud (medicina, enfermería, psicología, trabajo social, terapeuta ocupacional y otras disciplinas).
• Centros de Escucha y Zonas de Orientación Escolar y Universitaria.

Los suicidios pueden prevenirse, mediante intervenciones oportunas, preguntas que salvan vidas y que cualquier persona puede hacer para evitar la pérdida de un familiar, amigo o compañero.

Tómate un minuto y dale un SI a la vida.
Prevenir Es Preguntar

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password