album-art

¿Cómo puede afectar la aparición de la variante ómicron a los vacunados contra la covid-19?

La nueva variante del SARS-CoV-2, declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y denominada ómicron, ha ocasionado una cascada de cierre de fronteras en la Unión Europea y otros países como Japón, Israel y Marruecos. Los expertos insisten en que aún no se sabe si es más transmisible, si sustituirá a otras variantes, si es más virulenta y causará enfermedad más grave, si será más fácil reinfectarse, si escapará a las vacunas actuales, o si se extenderá por todo el planeta. “Pero sabemos que tenemos que vigilarla”, opina el microbiólogo Ignacio López-Goñi.

El diario británico The Guardian ha preguntado a varios virólogos sobre cómo podría afectar a las personas que están completamente vacunadas contra la covid-19 la nueva variante. Por ahora, las personas que están siendo ingresadas en Sudáfrica a causa de la variante ómicron son las que no se habían vacunado.

Las personas que están vacunadas se pueden reinfectar de coronavirus, si bien las posibilidades son aproximadamente tres veces menores que si no se han vacunado, y también tienen cerca de nueve veces menos riesgo de morir si se infectan.

El inmunólogo de la Universidad de Cardiff Paul Morgan, consultado por el citado diario británico, considera que más que una pérdida completa de la inmunidad, lo más probable es que se produzca desgaste de la inmunidad. Y lo explica: “No es posible que el virus pierda todos y cada uno de los epítopos en su superficie, porque si lo hiciera, esa proteína de pico (‘S’) no podría funcionar más. Entonces, aunque algunos de los anticuerpos y clones de células T hechos contra versiones anteriores del virus o contra las vacunas podrían no ser efectivos, habrá otros que seguirán siendo efectivos”. Por ello, el experto recomienda la vacunación y la administración de la tercera dosis a toda persona a la que se le paute.

En situación distinta, y aparentemente más favorable, se encuentran las personas que recibieron la pauta completa de vacunación y después se infectaron de covid-19. “Si le han pinchado las dos dosis y luego se ha infectado con la variante delta y se ha recuperado, entonces tiene una respuesta inmunitaria muy amplia y muy eficaz, que probablemente cubra prácticamente cualquier variante que se le ocurra”, ha afirmado David Matthews, profesor de virología en la Universidad de Bristol (Reino Unido).

Estas personas probablemente contarán con anticuerpos contra la variante original del SARS-CoV-2, la de Wuhan (China), y contra la variante delta (predominante en la última ola de coronavirus posterior a la amplia vacunación de la población de los países desarrollados).

Con todo, los expertos mantienen que los que en mayor riesgo están son las personas que no se han vacunado. “Si la variante ómicron es más transmisible que delta, como parece que es, se acelerará la transmisión entre las personas no vacunadas y los llevará a los hospitales, y entonces incrementará la presión sobre el sistema nacional de salud y eso conduce a confinamientos”, advierte Matthews.

La parte más optimista de esto, añaden los científicos, es que hoy en día se dispone ya del molnupiravir, la píldora antiviral para tratar la covid-19 desarrollada por Merck y que ya está aprobada para su uso en Reino Unido.

“Proporción pequeña” de casos en vacunados
La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, ha advertido este lunes de que la variante ómicron del virus de la COVID-19 tiene un riesgo global de propagación “alto”, por lo que ha pedido a los países que estén preparados para sus posibles consecuencias.

Asimismo, la OMS aún no tiene una posición fija sobre “la eficacia de las vacunas para proteger contra la infección, la transmisión, la enfermedad clínica de diferentes grados de gravedad y la muerte” en esta nueva variante. Por último, está por ver “si la variante presenta un perfil de gravedad diferente”.

La OMS espera que se produzcan “casos e infecciones en las personas vacunadas”, aunque “en una proporción pequeña y predecible en relación con los valores de eficacia de la vacuna”. “A pesar de las incertidumbres, es razonable suponer que las vacunas disponibles actualmente ofrecen cierta protección contra la enfermedad grave y la muerte”, explican.

En cualquier caso, los expertos puntualizan que “es necesario seguir investigando para comprender mejor el potencial de escape contra la inmunidad inducida por la vacuna y la infección”. “La investigación está en curso y se espera que los datos estén disponibles en las próximas semanas”, remachan.

Tomado de:

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password