album-art

Dilian Francisca Toro, gobernadora del Valle, pide al gobierno de Petro adoptar medidas necesarias para mantener la seguridad en el suroccidente del país

La Gobernadora del Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, le solicitó al Gobierno nacional adoptar las medidas necesarias para mantener la seguridad en el suroccidente del país, luego de que el domingo pasado el presidente Petro suspendiera el cese el fuego con el Estado Mayor Central de las Farc, por las violaciones de ese grupo a lo acordado, en estos departamentos y Cauca.

La gobernadora Toro dijo que por la suspensión del cese el fuego con ese actor armado, “nuestro gobierno, de la mano con la Fuerza Pública, ha determinado que el riesgo de un incremento de la violencia en contra de los vallecaucanos y de las instituciones públicas es real. Así como un recrudecimiento de las acciones criminales de las disidencias de las Farc en contra de nuestros soldados, policías y servidores públicos”.

Agregó que, por ello, en el marco de la política pública de seguridad, “tenemos previsto fortalecer la intervención social institucional y el acompañamiento político, técnico y logístico a las Fuerzas Militares, a la Policía Nacional y a la Fiscalía, para salvaguardar la vida, integridad, libertad y patrimonio de los vallecaucanos”.

La gobernadora resaltó que “queda claro que mi iniciativa de una alianza del Pacífico en seguridad es una prioridad para el Valle del Cauca. Necesitamos que el Gobierno nacional atienda nuestra solicitud y disponga los espacios necesarios para formular de manera concertada con los gobiernos de Nariño, Cauca, Chocó y Valle del Cauca, mayores capacidades, estrategias y recursos para enfrentar esta situación”.

Toro dijo que la disidencia de las Farc “han traicionado la voluntad de paz del Gobierno nacional aprovechando el cese el fuego para expandir su área de influencia e incrementar el reclutamiento forzado, sus negocios del narcotráfico y tráfico ilícito de armas, la extorsión y la violación de los derechos fundamentales de los vallecaucanos”.

Frente al futuro de la negociación con el Estado Mayor Central, la mandataria regional consideró “creo que es muy difícil adelantar un proceso de paz o un proceso de diálogo con quienes no tienen voluntad de paz, lo he dicho, que cuando un proceso está generando más homicidios, más secuestros, más reclutamiento de menores, pues hay que evaluarlo”.

Enfatizó que sin acciones que demuestren que realmente quieren dejar la violencia no se va a poder avanzar. “Sin embargo, esa es una decisión del Gobierno nacional, mientras tanto a nosotros en la gobernación nos corresponde velar por las garantías de seguridad ciudadana y de los Derechos Humanos de los vallecaucanos, además de inversión social y he insistido en que es necesario que la fuerza pública tome el control de los territorios”.

Toro expresó también que “la suspensión del cese el fuego con las disidencias de las Farc es una oportunidad para recobrar el liderazgo operacional de la Fuerza Pública, fortalecer el control territorial en todo el departamento e impulsar de una manera vigorosa nuestra política de seguridad ciudadana”.

Dijo que los municipios en mayor riesgo por el accionar de los grupos armados son Jamundí, Buenaventura, Dagua, Florida, Pradera, El Cerrito, Palmira, Ginebra, Guacarí, Buga, Tuluá y San Pedro.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password