album-art

El cineasta ucraniano preso que desafió a Putin deja la huelga de hambre tras más de cuatro meses

Oleg Sentsov, el director de cine ucraniano encarcelado en Rusia por delitos de terrorismo, ha puesto fin a su huelga de hambre, que ha durado más de cuatro meses. Sentsov, quien sostiene que su condena tuvo motivaciones políticas, ha estado en huelga de hambre desde mayo. Inició la protesta con el objetivo de conseguir la liberación de todos los que él califica como “presos políticos” ucranianos en Rusia, que Kiev calcula en más de 60 personas.


Sentsov fue detenido en su Crimea natal en mayo de 2014, junto a varias personas relacionadas con el grupo extremista ucraniano Pravy Sektor, varias semanas después de que esta región se escindiera de Ucrania para ser anexionada por Rusia, que ocupó militarmente la península para organizar un referéndum. En 2015 fue declarado culpable de planificación de atentados terroristas en Crimea y sentenciado a 20 años de prisión.
Tanto la UE como Estados Unidos han denunciado irregularidades en este caso, convertido en un símbolo de la supuesta persecución rusa contra ciudadanos ucranianos. Ahora, tras un largo pulso con el Gobierno ruso, Sentsov acepta comer nuevamente. La noticia ha sido confirmada por altos cargos del Servicio Federal Penitenciario (FSIN, por su siglas en ruso). Representantes de este organismo dicen haber consultado a nutricionistas para ofrecer al preso la dieta más apropiada ahora.
El jefe del Consejo de Derechos Humanos del Kremlin, Mijail Fedotov, ha informado que Sentsov ha anunciado su decisión “mediante una declaración que escribió en el centro penitenciario en presencia de sus abogados”. Fedotov ha aplaudido que el cineasta haya depuesto la huelga, ya que, si bien considera que “reivindicar los derechos es sagrado” hay métodos “legales” a los que recurrir en primera instancia, antes de adoptar medidas así de drásticas.
Durante este tiempo Sentsov ha recibido algunos complementos nutricionales. “Pero el cuerpo humano también requiere alimentos sólidos, de lo contrario el tracto gastrointestinal comienza a no funcionar como debería”, ha dicho a la cadena Doshz Valery Maksimenko, subjefe de la FSIN. Ahora gradualmente, se le aportarán alimentos sólidos.
La madre de Sentsov, Liudmila, envió en agosto a las autoridades rusas una petición clamando por el indulto de su hijo. En la respuesta el Kremlin indicó que de acuerdo a la legislación del país, “el procedimiento de indulto se inicia a partir de una solicitud del condenado a nombre del presidente de Rusia”. “Nunca pediré perdón a Putin y no escribiré ninguna declaración”, insistía el cineasta, que ahora se ha dado por vencido en este pulso.
Su estado ha pasado por momentos muy delicados: “Tiene un ritmo cardíaco muy débil, de solo 40 latidos por minuto. Se queja de que le duele el pecho e intenta no levantarse a menudo para ahorrar fuerzas”, explicaba a EL MUNDO en verano su prima, Natalia Kaplan, tras haber recibido una carta del propio Sentsov.
El director de cine, de 42 años, es padre de tres hijos, uno de ellos con autismo. Es conocido por su película de 2011, ‘Gamer’, con la que participó en el Festival Internacional de Cine de Róterdam. Antes estudió economía en Kiev y posteriormente vivió en Moscú donde estudió cinematografía.
Su proceso judicial en 2014 estuvo lleno de irregularidades. Sentsov se declaró inocente y denunció que su juicio era por motivos políticos. Se rechazaron las pruebas de lesiones que tenía en su cuerpo porque decían que eran fruto de “prácticas sexuales sadomasoquistas” en lugar de indicativo de torturas. Uno de los testigos admitió que su declaración fue fruto de malos tratos.
Durante su protesta, Sentsov se encerró en si mismo y apenas quería recibir visitas. De momento seguirá en la enfermería de la cárcel, una prisión de alta seguridad conocida como ‘Oso Polar’ en el Ártico ruso. Está situada en Labytnangi, una remota ciudad del círculo polar, donde en el mes de marzo el termómetro puede seguir marcando 30 grados bajo cero.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password