El Viche es reconocido como patrimonio colectivo de las comunidades negras en Colombia

El Viche y sus derivados, como las bebidas tradicionales, fueron reconocidas este 15 de septiembre como patrimonio colectivo de las comunidades negras afrocolombianas de la costa del pacífico colombiano. Esto se logró a través de la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso de la República que “reconoce, impulsa y protege esta bebida”.

Celebramos que el Congreso haya aprobado en plenaria la Ley del Viche, una Ley que reconoce esta bebida ancestral y que hace parte de la identidad cultural de nuestras comunidades del litoral pacífico”, indicó Angélica Mayolo, ministra de Cultura.

Más allá de resaltar la cultura del país, se espera que con la normativa se pueda impulsar y proteger la propiedad intelectual y producción de esta bebida, lo que ayuda a formalizar la fabricación de este producto. La Superintendencia de Industria y Comercio protegerá la propiedad intelectual, industrial y comercial del Viche.

Así mismo, permitirá que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ayude a crear el registro sanitario para la producción de esta bebida- Según MinCultura, se deberá tener un enfoque etnico para preservar las prácticas ancestrales.

“La Ley va a brindar instrumentos para que sea posible producir el Viche desde la formalidad, obtener los registros sanitarios, los registros de marca y, por supuesto, la denominación de origen para proteger que la producción la sigan haciendo solamente las comunidades del litoral pacífico y que estas puedan tener socios estratégicos para la comercialización de este producto”, explicó la ministra Angélica Mayolo.

Así mismo, se indicó que una vez sea sancionada por el presidente Iván Duque, los ministerios del Interior, Comercio, Trabajo y Agricultura deberán diseñar e implementar un programa de fomento a la producción artesanal y comercialización. Así mismo, a través del SENA y el Ministerio de Educación, de la mano del programa de Escuelas Taller de Colombia, se consolidarán programas de formación para la producción de esta bebida.

Esta noticia es importante porque, según la Asociación de Productores y Transformadores del Viche del Pacífico Colombiano, se estima que entre el 10 y 15 por ciento de las comunidades que habitan en las cuencas de los ríos del Valle, Chocó, Nariño y Cauca se dedican a este oficio. A partir del Viche se han dado muchos derivados como la crema de Viche, la Tomaseca o el Tumbacatre.

El Gobierno asegura que el Viche tiene un gran potencial de generar desarrollo económico en las comunidades y de mejorar sus prácticas productivas. Esto teniendo en cuenta que el epicentro de promoción y comercialización de la bebida es el Festival Petronio Álvarez, en Cali, pero su consumo se está extendiendo por fuera de los festivales a otras ciudades como Bogotá y Medellín.

Saber ancestral

Para comprender la importancia cultural del Viche y sus necesidades de protección y manejo se deben entender las condiciones geográficas e históricas que le dieron su origen y que lo han mantenido y enriquecido a través del tiempo. La importancia del Viche como manifestación cultural trasciende el ámbito inmaterial para integrarse en un concepto más amplio de relación cultural y simbólica con el territorio del pacífico.

El nombre Viche/Biche proviene de las lenguas Bantúes del oriente-centro africano, donde significa verde o crudo.

Esta bebida alcohólica es elaborada a partir de la caña nativa, toma vida al interior de cada comunidad y familia en las prácticas ancestrales, tales como la medicina tradicional realizada por los maestros yerbateros o parteras, que usan el Viche/Biche para curar heridas, sanar mordeduras de culebras, hacer sobijos que sacan el mal de ojo y el espanto. Es usada además para los cólicos y, mezclado con ajo, para el control de los parásitos. También, a las mujeres de las comunidades les facilita la concepción de hijos.

El Viche/Biche es un elemento fundamental en la vida cultural, espiritual y económica del Pacífico. Acompaña desde el nacimiento hasta la muerte, es compartido también en las mingas, así como en las fiestas patronales y festivales.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password