album-art

En el fùtbol Colombiano algo raro y para investigar por las autoridades pertinentes, està pasando

La polémica arbitral no cesa en Colombia después de los continuos errores presentados en los diferentes partidos de la Liga por parte de los árbitros y el VAR, infuyendo decididamente en los resultados, como sucedió el domingo en el estadio Polideportivo Sur de Envigado, entre el cuadro naranja y América (1-1).

En ese juego, ni el árbitro Ferney Trujillo y mucho menos el VAR, advirtieron – iniciando las acciones – de una falta que era penal a favor del América. En cambio, terminando dicho encuentro, tanto el juez central como la ayuda tecnológica, decretaron penal a favor del Envigado por una jugada que para muchos comentaristas y analistas arbitrales, no era ilícita.

Ese partido quedó 1-1 y lo que se vio en cuanto al trabajo arbitral, generó muchas reacciones. Una de ellas, la del máximo accionista del América, Tulio Gómez, quien fue contundente al decir que “En Envigado nos atracaron. Estos árbitros no nos pueden pitar más porque no nos ofrecen ninguna garantía”.

Entre tanto, se empezó a hablar de apuestas en el fútbol colombiano y de árbitros supuestamente vinculados a este ilícito; además, el presidente de Patriotas, César Guzmán, y el máximo directivo de la Dimayor, Fernando Jaramillo, confirmaron que en curso estaba una investigación por algunos partidos amañados.

Sobre la situación arbitral, dos exárbitros confirmaron que hay una corrupción muy grande y que el tema viene desde hace varios años, asegurando que detrás de todos estos malos manejos se encontraba Óscar Julián Ruiz, quien fue considerado uno de los mejores silbatos del mundo, y a quien sindican de mover los hilos dependiendo del grado de amistad que tenga con los colegiados que pitan en la Liga.

“Todo esto que se está viendo es el inicio de algo grande que viene porque el arbitraje y el fútbol colombiano están permeados por la corrupción; ya hasta los barras-bravas se meten a los entrenamientos, presionan a todo el mundo, exigen, invaden las ruedas de prensa para insultar… un día de esto va a entrar un tipo y va a agredir físicamente a cualquiera, y hasta que no haya un muerto no le van a poner cuidado al tema. Ojalá me equivoque, pero son muchos los Presidentes de clubes que quieren cambiar esto del arbitraje, pero hay otros que les interesa que esto siga lo mismo”, dijo el exárbitro Carlos Chávez, quien además fue instructor arbitral y asesor de la Dimayor en este tema.

Agregó Chávez que ”siempre han existido los árbitros corruptos que están en temas de apuestas; no voy a dar nombres, pero lo viví hace unos años con un árbitro que incluso fue Fifa y había recibido un dinero para favorecer a un equipo. Los mismos tipos que le dieron la plata lo aventaron ante la Comisión Arbitral, y en silencio lo apartaron, pero nadie dijo nada. Yo hice una investigación sobre el tema de apuestas y algunos árbitros involucrados, pero eso no pasó a mayores porque no me permitieron seguir. El arbitraje lo maneja como quiere Óscar Julián Ruiz”.

Dijo el exárbitro que “la tentación para los que pitan es muy grande. Ellos dirigen y no saben si es su último partido por algún capricho del instructor arbitral o por orden de Óscar Julián que es quien quita y pone; Entonces, ¿qué hace un árbitro si llega alguien y le ofrece una buena suma de dinero? Seguramente prefiere asegurar su futuro”.

Otro exárbitro que fue Fifa, Hárold Perilla, también ratificó el tema de corrupción en el arbitraje colombiano. “El que manda en el arbitraje es Óscar Julián Ruiz; después está Imer Machado, quien es el jefe de los árbitros y una persona que cobra por ascender a un árbitro o por ponerlo a pitar. Eso viene desde hace años. No se explica por qué a un árbitro que le fue mal en un partido, en la siguiente fecha lo nombran”.

Perilla aseguró que tanto a Ruiz como a Machado los tiene demandado por acoso sexual y tráfico de influencias. “A ellos les sirven únicamente los árbitros que andan con ellos todo el día. De siete árbitros Fifa, cinco son corruptos y tuvieron hasta relaciones sentimentales con Óscar Julián Ruiz. Hay testigos que aseguran eso. Uno de ellos fue Wilmar Roldán, aunque aclaro que Roldán no tiene nada que ver con el tráfico de influencias y de corrupción. Pero mire el caso de Nicolás Gallo, que fue al Mundial de Catar a pesar de que estaba suspendido por bajo rendimiento”.

Aseguró el exárbitro Fifa que “el arbitraje colombiano no cambiará mientras sigan los mismos. La corrupción viene incluso desde la Federación Colombiana de Fútbol, y después están Óscar Julián Ruiz e Imer Machado que son los que hacen lo que les de la gana con el arbitraje. Entonces, ¿de qué nos quejamos si sigue lo mismo? La corrupción sigue en el arbitraje, por algo están investigando a varios por amaños de partidos”.

Por ahora del arbitraje colombiano fueron retirados el central y los del VAR que dirigieron el encuentro Envigado-América, y hay otros bajo la lupa por las malas actuaciones, todo en medio de especulaciones que hablan de apuestas en el balompié nacional y de amaño de algunos partidos.

Crèditos: Textos de EL PAIS de Cali.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password