La Familia que en México vive debajo de una roca

Se trata de un campesino quien junto a su mujer e hijos hicieron de una cueva su hogar al norte de México donde viven hace más de 30 años sin agua y sin electricidad.

Fue una elección sumada a la necesidad de tener un hogar. Así, Benito Hernández y su mujer hicieron de una roca su hogar hace ya 30 años. El matrimonio vive junto a sus siete hijos en una cueva en el medio del desierto de Coahuila, al norte de México, donde no tienen agua, ni electricidad. Benito es campesino y trabajó muy duro para poder conseguir una vivienda propia y proporcionarle a sus siete hijos un hogar para vivir. A los ocho años descrubrió la cueva y tras veinte años de lucha pudo disponer de ella. La construcción se ubica cerca de San Jose de Las Piedras, en el estado de Coahuila, a unos 80 km de la frontera con Texas.  Según cuenta el propio Hernández, allí hace mucho frío por lo que instaló una estufa que arde con madera para conservar el calor y para proporcionar algo de luz durante la noche ya que no cuentan con electricidad ni con gas y en lo que respecta a agua la consiguen de un manantial de montaña que está cerca de la cueva donde hace treinta años que la familia Hernández la convirtió en su hogar.

Hay personas que se ponen verdaderamente excéntricas al momento de diseñar sus casas y para ello, gastan enormes cantidades de dinero. En cambio, hay otros que saben sacarle provecho a la naturaleza para crear un hogar fuera de serie. Este es el caso de Benito Hernández, un hombre que construyó su casa debajo de una gran roca en medio del desierto de Coahuila, México.
Como dice el dicho, “donde puso el ojo puso la bala”. Y es que cuando apenas tenía ocho años de edad, Hernández, quien en ese entonces trabajaba en los campos de Candelilla, vio por primera vez la formación rocosa de 131 pies. Pasaron 20 años para que lograra convertirse en dueño del terreno y que, con ayuda de su esposa, convirtiera esa roca en su hogar.
HuffPost Latino Voices recopiló información sobre la curiosa historia de Hernández y su casa bajo la formación rocosa. Esta peculiar construcción se ubica cerca de San Jose de Las Piedras, en el estado de Coahuila, a unas 50 millas de la frontera con Texas. De acuerdo con NBC News, la roca sirve de techo para la edificación de ladrillos secados al sol, y aunque en las fotografías queda claro que se trata de una casa modesta, Hernández, su esposa y sus hijos han vivido ahí durante más de 30 años.
Benito Hernández trabajó duro en este proyecto para brindarles la mayor comodidad posible a sus siete hijos. Instaló una estufa que arde con madera para conservar el calor y para iluminar un poco durante las noches, puesto que aquí no hay instalaciones eléctricas, y en lo que se refiere a tuberías de agua, inexistentes también, la madre naturaleza le dio una ayudadita a esta familia: su casa bajo la roca se ubica cerca de un manantial de montaña, por lo que cuentan siempre con agua fresca y pura para beber.

Textos tomados de NBC News, foto tomada de 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password