album-art

La tormenta tropical Idalia se convirtió en huracán

La tormenta tropical Idalia se fortaleció este martes hasta convertirse en huracán y se dirigía hacia la costa del Golfo de Florida, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

“Idalia ya es un huracán. Se espera que se intensifique rápidamente en un huracán mayor extremadamente peligroso antes de tocar tierra el miércoles”, dijo la agencia meteorológica en un aviso público.

Se anticipa que cuando toque la costa alcance al menos la categoría 3, con vientos máximos sostenidos de entre 178 y 208 kilómetros por hora.

Ron DeSantis, gobernador de Florida y candidato a la presidencia estadounidense, declaró el estado de emergencia en 46 condados por la amenaza de Idalia y anunció evacuaciones en partes del oeste.

“Este va a ser un huracán poderoso y, sin duda, va a afectar el estado de Florida de muchas maneras diferentes. Así que, por favor, presten atención a las directrices de sus autoridades locales”, dijo DeSantis este lunes en rueda de prensa.

“Esto podría costarle la vida a alguien, podría costarle su sustento”, añadió el gobernador. “Esto es una batalla con la madre naturaleza y no es algo con lo que quieras batallar”.

El presidente estadounidense, Joe Biden, habló con DeSantis por la mañana y aprobó una declaración de emergencia para Florida, lo que garantiza ayuda federal para afrontar el paso de Idalia.

En septiembre del año pasado, el huracán Ian, de categoría 5, mató a cerca de 150 personas y dejó graves daños materiales a su paso por el suroeste de Florida.

Mientras Florida se prepara, Idalia azotó Cuba con fuertes lluvias, especialmente en la zona más occidental de la isla, donde la provincia tabacalera de Pinar del Río sigue recuperándose de la devastación causada por el huracán Ian hace casi un año. Más de 8.000 personas fueron evacuadas.

Se espera que Idalia empiece a afectar a Florida con vientos huracanados ya a última hora del martes y llegue a la costa el miércoles. Se trata de la primera tormenta que azota Florida esta temporada de huracanes y puede suponer un duro golpe para el estado.

Idalia es también la última de una serie de catástrofes naturales ocurridas este verano, como los incendios forestales de Hawai, Canadá y Grecia, la primera tormenta tropical que azota California en 84 años y las devastadoras inundaciones de Vermont.

“Sólo hay que prepararse para estas cosas, esperar lo mejor, y prepararse para lo peor y, ya sabes, agazaparse, como se suele decir”, dijo Derek Hughes mientras esperaba para cargar su coche con sacos de arena en un parque de la ciudad de Tampa.

Florida ha movilizado a 1.100 miembros de la Guardia Nacional, que disponen de 2.400 vehículos para aguas altas y 12 aviones para las labores de rescate y recuperación.

El Aeropuerto Internacional de Tampa y el Aeropuerto Internacional de St. Pete-Clearwater dijeron que cerrarían el martes, y el servicio ferroviario de cercanías Sunrail en Orlando se suspendía.

DeSantis dijo que el Departamento de Transporte de Florida eliminaría los peajes en las autopistas en el área de Tampa y el Big Bend a partir de las 4 a.m. del martes para ayudar a aliviar cualquier carga sobre las personas en el camino de la tormenta.

Amplias zonas de la costa occidental de Florida corren el riesgo de sufrir mareas tormentosas e inundaciones. Se han emitido avisos de evacuación en 21 condados, con órdenes obligatorias para algunas personas en ocho de esos condados. Muchos de los avisos eran para personas en zonas bajas y costeras, para los que viven en estructuras tales como casas móviles y manufacturadas, vehículos recreativos y barcos, y para las personas que serían vulnerables en un corte de energía.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password