Hay dos estaciones y no cuatro, según nuestro cuerpo

Un estudio analiza los cambios moleculares y determina que para el organismo solo hay dos momentos.

Imagen de un paseo en un escenario otoñal.CJ GUNTHER

Primavera, verano, otoño e invierno. Las cuatro estaciones tienen muy marcadas sus diferentes características, pero en realidad, para nuestro cuerpo solo hay dos. Es el resultado de un reciente estudio en Estados Unidos.

Investigadores de la Universidad de Stanford han analizado más de 1.000 moléculas que circulan por el torrente sanguíneo. Sus conclusiones, publicadas por Nature Communications, son que el organismo sólo distingue entre dos estaciones, una cálida y otra fría.

Según Michael Snyder, el director del estudio, el objetivo era saber si hay cambios en los niveles de diferentes moleculas del cuerpo humano de manera periódica y con este conocimiento, mejorar medicamentos en función de la época del año.

Los investigadores recopilaron cuatro años de datos de las moléculas de 105 individuos. Los expertos vieron que las oscilaciones de las moléculas no se corresponden al patrón habitual de las cuatro estaciones, sino que hay dos puntos de inflexión, uno al acabar la primavera y empezar el verano y otros a finales de otoño y principios de invierno.

Así, al final de la primavera aumentan los biomarcadores inflamatorios, relacionados con las alergias, o aumento de las moléculas implicadas en la osteoartritis o la artritis reumatoide. También se registraron picos en moléculas que afectan a la diabetes del tipo 2.

Y en la llamada estación fría, los investigadores detectaron un aumento de moléculas inmunitarias en el desarrollo del acné, en la respuesta a ante virus o en la hipertensión.

 

Tomado de

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password